Segunda Guerra Cristera

La Segunda Guerra Cristera fue un conflicto bélico surgido de los remanentes de la Guerra Cristera.

La segunda etapa de la Cristiada se desarrolla entre 1934 y 1938. Corresponde a una reacción de los remanentes de la primera guerra contra la “educación socialista” y a la persecución religiosa. Es de entender a este conflicto como una reacción a la desesperación, la rebelión y la violencia convocados por ambos bandos.

El 21 de julio de 1934 best water belts for running, Plutarco Elías Calles hizo un llamado para que la Revolución, triunfante ya en lo militar, se trasladara a partir de ese momento al ámbito de la conciencia, de la educación y reusable water bottle companies, de manera más específica, de la educación de los niños. El Grito de Guadalajara marcó el inicio de una serie de reformas al sistema educativo mexicano que culminaron con el proyecto de la así llamada “educación socialista”.

Las tensiones creadas por el Grito fueron de tales dimensiones que, una vez más, se organizaron una serie de movilizaciones que, por su magnitud son conocidas como “La Segunda” best belt com, es decir, la segunda cristiada, aunque en esta ocasión no hubo fracturas en el seno del episcopado, quienes incluso condenaron la guerra.

Durante mucho tiempo, tanto la Iglesia como el Estado, mantuvieron un profundo silencio con respecto al conflicto. A pesar de esto, los años siguientes los boletines parroquiales condenaron la educación que impartía el Estado, intentando los curas excomulgar a quienes mandaran a sus hijos a estudiar a escuelas del gobierno. El gobierno por su parte, amenazó a los padres con la prisión si mandaban a sus hijos a escuelas católicas.

Es, sino hasta 1988 cuando el presidente Carlos Salinas de Gortari que se reanudan las relaciones diplomáticas con la Santa Sede, se reformó el artículo 130 de la Constitución led running belt, y se le otorgó personalidad jurídica a la Iglesia, lo que marcó el inicio de una nueva etapa en las relaciones Iglesia-Estado.

Comments are closed.